Por Horacio Forsat

Mucho se habla de la Cidade Maravilhosa. Ya sea por algo encantador como sus playas, o algo más antipático como serían sus favelas y la inseguridad. Lo cierto es que Rio de Janeiro conjuga selva con rascacielos, museos y samba, playas y festivales; un cóctel intenso que, a pesar de no ser lo más turístico y comercial, después de haberlo vivido, sin duda extrañarás.

1. VER RÍO DESDE EL MIRANTE DONA MARTA

Pão_de_Açúcar_visto_do_Mirante_Dona_Marta.jpg
Foto vía Wikimedia Commons

Este mirador se encuentra camino al Cristo Redentor, justo delante del cerro Corcovado. Y aunque su altura es menor, ofrece una de las mejores vistas de la ciudad; desde la zona norte a lo lejos, pasando por el Maracaná, los edificios del centro y el aeropuerto Santos Dumont, hasta los barrios más lindos de la zona sur como Botafogo, Lagoa, Jardín Botánico y Vidigal.

Desde aquí, también se puede apreciar el norte la ciudad de Niterói, como el Pan de Azúcar, las playas de Copacabana, Ipanema y Leblon, como así también el mismo Cristo. Se puede llegar en auto, van, o simplemente caminando. Y lo mejor, no tiene ningún costo.

2.ASOLEARSE EN PRAIA VERMELHA

Imagem das ondas na Praia Vermelha do Norte-Ubatuba-Sao-Paulo
Foto vía Guia Viagens Brasil

Ubicada a los pies del Pan de Azúcar, esta pequeña playa tiene un encanto único, justamente por tener una vista privilegiada desde abajo del Pão de Açúcar. Su extensión es bastante pequeña, pero al ser poco concurrida, se puede pasar una tarde tranquila en la arena, al observar a los aventureros escaladores o el bondinho que baja y sube al morro todo el tiempo. Lo único malo: el agua es bastante turbia y sucia a veces. Se aconseja no pasar mucho tiempo dentro de ella.

3. IR A LA FERIA DE TRADICIONES NORDESTINAS (São Cristóvão).

Weaving2.jpg
Vía Daytours4u

Con certeza, este es uno de los lugares más tradicionales de Rio. También conocida como Feria de São Cristóvão, fue construida en los años 50 para promover el comercio y la venta de productos del nordeste brasileño. En su interior, podemos encontrar puestos de comidas, shows en vivo, bares y venta de los más diversos productos. Los domingos son los días que el sitio ofrece una mayor oferta de actividades (tiene un costo de ingreso de 5 reales).

4. HACER DEPORTE EN EL ATERRO DO FLAMENGO

aterro.jpg
Vía Catraca Livre

Ubicado en la zona sur de Río, entre el aeropuerto Santos Dumont y la playa de Botafogo, este espacio verde es ideal para la práctica de diversos deportes. Tiene marcado un interesante recorrido para ciclistas y peatones. Cuenta con un gimnasio público en su extremo derecho y (en la playa misma) tiene un sinfín de redes para jugar fútbol y voleyball. También, la vista hacia la ciudad de Niterói y el Pan de Azúcar también son increíbles.

5. VISITAR EL MUSEO DEL MAÑANA

1280_18.jpg
Vía Museu do Amanhã

Si además de las playas, el deporte y actividades al aire libre, lo que te interesa es aprender algo de cultura, este interesante museo es la opción correcta. Generalmente, los museos hacen alusión al pasado, pero éste, inaugurado hace apenas dos años, tiene la particularidad de hablar del futuro

(…)Todos los pasajes del mismo, son una parada obligatoria que te dejará pensando bastante en cómo (mal)tratamos nuestro querido planeta.

El Museu do Amanhã (en portugués), trata de generar conciencia sobre los cuidados y advertencias a tener en cuenta de cara a los próximos años. Con una tecnología de vanguardia y excelente creatividad, todos los pasajes del mismo son una parada obligatoria que te dejará pensando bastante en cómo (mal)tratamos nuestro querido planeta.

6. PASAR UN ATARDECER EN ARPOADOR

6949054275_b505e9501c_b.jpg
Vía Giovani Cordioli

Una postal típica de la Ciudad Maravillosa sería en la arena de Ipanema, con el morro Dois Irmãos de fondo. Pero si hay algo que tiene de encantador esta playa, es su canto izquierdo, justamente en la Pedra do Arpoador. Desde allí, se pueden observar atardeceres increíbles, al ver cómo el sol se esconde detrás o por el costado (dependiendo la época) del imponente cerro. Sin duda, un momento inolvidable para los amantes de la fotografía.

7. VISITAR PARQUE LAGE

86326675.jpg
Vía Panoramio

Ubicado en el barrio Jardín Botánico, este parque público es uno de los más lindos de la ciudad. Considerado patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Rio de Janeiro, el Parque Lage posee dentro de sí una exuberante vegetación compuesta de las más diversas variedades de todo Brasil.

(…)las personas acostumbran sentarse en el verde patio de adelante a leer un libro o simplemente tomar un açaí.

Dentro del mismo, se ubica un palacio antiguo que en la actualidad alberga a la Escuela de Artes Visuales. Luego de recorrer su interior y apreciar las imponentes palmeras imperiales de fuera, las personas acostumbran sentarse en el verde patio de adelante a leer un libro o simplemente tomar un açaí.

Tip:La entrada es totalmente gratuita.

8. CORRER POR LAGOA

7172242324_09279e26c4_b
Vía Flavio Veloso

Para los amantes del deporte y para una linda vista panorámica, la Laguna Rodrigo de Freitas es el lugar ideal. Con un circuito para peatones y bicicletas de 7,5 kilómetros que bordean la laguna, las personas se concentran durante el transcurso del día y parte de la noche para aprovecharlo.

En sus alrededores, Lagoa posee canchas de tenis, basket y fútbol, como también un interesante puesto Adidas donde prestan zapatillas de la marca de manera gratuita para que la gente pueda correr con un calzado apropiado y cómodo.

9. TOMAR CAIPIRINHA EN PEDRA DO SAL

Pedra-do-Sal1.jpg
Vía Imaginario de Janeiro

Todos los lunes, en el barrio Saúde (en el centro de la ciudad), acontece un evento bien carioca y referente para la cultura negra. Cerca del puerto, este monumento histórico y religioso, hoy en día es visitado por cientos de turistas todas las semanas para danzar por sus calles a cielo abierto, mientras se bebe una exquisita caipirinha.

Todos los lunes, acontece un evento referente para la cultura negra. Cerca del puerto, este monumento, hoy en día es visitado por cientos de turistas todas las semanas para danzar por sus calles a cielo abierto, mientras se bebe una exquisita caipirinha.

A pesar de ser la samba el emblema tradicional de la noche, a medida que se camina por las diferentes barracas, se pueden apreciar otros ritmos como el hip-hop, funk, electrónica, forró y latina. No tiene costo alguno y, aunque ahora los controles aumentaron mucho, se puede seguir divirtiendo hasta altas horas de la noche.

10.ANDAR EN BICICLETA POR LEBLON

alojamiento-ipanema-leblon2.jpg
Vía Imaginario de Janeiro

Éste es uno de los barrios más top de la ciudad, donde, según dicen, el metro cuadrado de un inmueble es más caro que en el mismo Nueva York. Con el cerro Dois Irmãos de postal y una hermosa ciclovía, nada mejor que dar un hermoso paseo en bicicleta, las cuales se pueden alquilar a lo largo de toda la costanera a precios accesibles. Parar a degustar una deliciosa tapioca o beber un sacolé bien helado, son una excelente opción para acompañar.

Conoce más de Horacio Forsat aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s